• MJ Mora-Rey

Trabajo en equipo… en la vida.



Expresión tan utilizada, que si de vez en cuando no nos paramos a pensarlo, pasa desapercibido el gran significado que conlleva.


Trabajar en equipo en toda su acepción es algo tan extraordinario como inusual. ¿Trabajamos en equipo? En el trabajo, en casa, con la familia, en el deporte...

Cuando se habla de trabajar en equipo, se habla de personas, de un #objetivo común, de unos principios, de unas reglas comunes de actuación.


Cuando se habla de equipo nos referimos a compartir el mismo sentido de grupo, de permanecer en sintonía, de animarse y tener coraje ante lo que vaya sucediendo, de estar unidos ante las diferencias.


Como un equipo lo conforman personas, hay que ser conscientes y recordar que nuestras necesidades psicológicas fundamentales son la seguridad, la libertad y el amor.


Partiendo de estas premisas, ¿nos parece fácil trabajar en equipo?


Para sentirnos seguros necesitamos #confianza en los demás. Para sentir libertad necesitamos sentirnos respetados. Para sentir amor, necesitamos pertenencia, que nos valoren.


Es importante el trabajo en equipo en el entorno laboral, en el deporte. Sin embargo, sin ninguna duda, el trabajo en equipo en mi familia, lo valoro por encima de todo. Siento que este logro está por encima de muchos otros logros.


Nos reunimos y todo fluye, lo que no quiere decir que no existan #conflictos, forman parte de la convivencia y del avance.

Cada cual posee una contribución tácita que encaja en el gran puzle que somos. Cada uno, una pieza diferente, con su personalidad, su envergadura, su decisión, su carácter, su actitud. Todo ello puesto a disposición de los demás. Todos hacemos, todos aportamos, todos ayudamos.


Cuando trabajas en equipo, en ese momento, eres un sistema propio.


Cuando te sientes que formas parte de un equipo, disfrutas y participas en la misma medida. Si no, no eres un equipo.


Respetan tu silencio, tus decisiones, tus pensamientos, tus amigos, tus parejas, tus apariciones, tus ausencias, tus comentarios.


Respeto su silencio, sus decisiones, sus pensamientos, sus amigos, sus parejas, sus apariciones, sus ausencias, sus comentarios.


Si trabajas en equipo en familia, ¡enhorabuena!


Si nunca te lo has planteado, adelante, es un buen momento. Os aseguro que compensa en todas sus facetas y los resultados son siempre buenos, sino excepcionales.


MJ Mora-Rey | #Coaching

Personal Coach

ContactO

Madrid, España

​​

Telf.: +34.636.88.75.28

info@morareycoaching.com

  • LinkedIn Mora-Rey Coaching
  • Facebook Mora-Rey Coaching
  • Twitter Mora-Rey Coaching
  • YouTube Mora-Rey Coaching